ROSCÓN DE REYES CON CALABAZA Y CREMA DIPLOMATICA

¡Feliz año 2014 a tod@s!


Aunque se acabaron las navidades y la vida regresa a su rutina normal no puedo dejar sin publicar el Roscón que hice para Reyes. Es una receta distinta a la receta de Roscón del año pasado, pues la vi en el blog de Kanela y Limón. Me llamó la atención que llevaba calabaza y decidí probar y comprobar si es la mejor receta. Y si, lo es, pues la calabaza le confiere a la masa una esponjosidad y una frescura añadida, 100% recomendable, no solo para roscón sino también para otro tipo de bollería. Que si ya lo comprobé en el bizcocho ahora me encantó en éste tipo de masa y lo volveré a hacer. 






Los ingredientes para la masa son:
  • 60 gr. leche tibia
  • 13 gr. de levadura fresca de panadería
  • ralladura de un limón y media naranja
  • 50 gr. mantequilla
  • 3 huevos L +1 huevo para pintar la superficie de la masa
  • 200 gr. puré de calabaza
  • 8 gr. aroma de anís 
  • 100 gr. azúcar
  • 650 gr. harina de fuerza
Los ingredientes para decorar y glaseado:
  • fruta escarchada
  • frutos secos a elegir - empleé un puñado de nueces
  • 2 cucharadas soperas de azúcar glass
  • un chorrito de anís o esencia de azahar
Preparación del roscón:

He preparado la masa en la amasadora KA y lo hice un poco de forma distinta que la receta original. Primero se deshace la levadura en la leche tibia. Colocamos los ingredientes secos en el bol de la amasadora. Ponemos en marcha la amasadora a velocidad minima y con el gancho de amasar y añadimos los ingredientes líquidos uno por uno, hasta que los tenemos todos integrados. Dejamos en marcha unos 40 minutos.
Una vez pasado éste tiempo volcamos la masa en un bol engrasado con aceite, tapamos con papel film y guardamos a temperatura ambiente dos horas, o hasta que haya doblado el volumen.
Le damos la forma de roscón, dejamos otra vez que leve hasta doblar el volumen. Pintamos con huevo batido y decoramos a gusto, en mi caso con trozos de fruta escarchada, frutos secos picados y echándole encima glaseado.
El glaseado se hace mezclando azúcar glass con un chorlito de anís (o esencia de azahar), resultando una pasta espesa.
Horneamos en el horno precalentado a 180º C en posición central, calor arriba y abajo. Después de 20 - 25 minutos sacamos del horno y dejamos enfriar encima de una rejilla.



Nota:
Antes cocía la calabaza en el horno, envuelta en papel de aluminio y en una bandeja, lo que costaba su tiempo y su gasto de luz. Ultimamente he renovado mis herramientas y utensilios de cocina, y aunque llevo meses probando la cocina con Tupperware, no lo he mencionado en mis entradas. Sin embargo los recipientes para cocinar en microondas se han vuelto indispensables para mis recetas, pues ofrecen un ahorro importante de tiempo y gasto de luz, aparte de que me gusta muchísimo el resultado. Desde luego la manera mas fácil de hacer el puré de calabaza, es empleando la jarra Ultracook de Tupperware, cocemos la calabaza en la jarra, con la tapa puesta durante 5 minutos en microondas a máxima potencia. Retiramos removemos con una espátula de silicona y volvemos a cocer otros 5 minutos. Retiramos dejamos templar 2 minutos y podemos escurrir nuestra calabaza, que ya estará cocida. Cuando esté ya fría trituramos con la ayuda de la picador Extrachef, con el utensilio de cuchillas.
Poco a poco añadiré más recetas en las que empleo éstos recipientes, espero que os sirvan tanto como a mi.




Para rellenar el roscón he empleado una crema que me gusta y empleo mucho, y que acabo de saber que se llama crema diplomática. Es muy fácil de hacer, simplemente combinamos una ración de crema pastelera con 200 ml. de nata montada. Se le puede añadir azúcar glass a gusto, vainilla, esencia de azahar o el aroma que nos guste, a mi me gusta así con la crema pastelera que ya lleva el sabor y ralladura del limón. Con éstas cantidades salen dos roscones bastante grandes, que nos llegaron para desayunar varios días y lo han probado los familiares y amigos que han estado de visita en el Día de Reyes.
Pues ésta es la receta del Roscón con calabaza y crema diplomatica, un punto más a su favor para mi es el hecho que no le hace falta masa madre y de aquí nos cuesta menos tiempo llevarla a cabo (la verdad, con tantas etapas me daría mucha pereza hacerla sino…).
Es el segundo año que hago el roscón en casa y recomiendo a todo el mundo que lo haga, el sabor y la textura es incomparable al del súper. 
Se que es tarde para probarlo ya como tal, pero sirve igual para hacer unos bollos con calabaza, y si no aquí estará para el año que viene.

Sigo sin poder estar muy activa en los blogs, lo siento mucho, aunque iré visitando y comentando a medida que pueda. Aprovecho para agradecer una vez más a las que os habéis interesado por mi estado, a través de mensajes y correos electrónicos. ¡Muchas gracias chicas! 
Hasta la próxima, espero que os guste la receta y ¡buen provecho!


Seguidme en FacebookGoogle+Twitter o Bloglovin. Os espero para seguirme allí para estar al día con cada una de mis entradas. También os podéis suscribir en la columna de la derecha, para recibir cada publicación en vuestro correo electrónico.

Besos❤❤❤

Image and video hosting by TinyPic
Blogging tips