TARTA DORA LA EXPLORADORA

(Inciso sobre la decoración con papel de azúcar y técnica "ruffle cake")




Buenos dias, feliz lunes! Estamos a principio de semana y de estación, no se por donde estáis como tenéis el tiempo pero por aquí el otoño está entrando en sus derechos. Aún así no está mal, al contrario, tengo más ganas de hornear y de hacer las tartas que tanto me gustan... Y hablando de tartas, la semana pasada hice ésta tarta para el 2º cumple de una princesita llamada Valle. 







Como podéis ver en las fotos, he empleado la receta del bizcocho chocolate mud cake, horneado en mi bandeja rectangular de 20x30 cm. El relleno fué la crema pastelera con yemas que publiqué en la entrada anteriór y opté para esta receta debido al hecho que las claras me han hecho falta para la swiss meringue buttercream de frambuesa con la que cubrí y decoré la tarta.



Como siempre, para hacer la butterswiss aplico la regla de 1/2/3, con las siguientes cantidades:
200 gr. claras (de 5 huevos L)
400 gr. azúcar
600 gr. mantequilla sin sal, a temperatura ambiente.
Pasta de frambuesa Home Chef
Pero está claro que el centro de atención es la decoración con papel de azúcar de la parte superior y para esto empleé el papel de azúcar encargado como siempre a Julia de Postreadicción, y como siempre he tenido un trato insuperable por su parte ( que conste que no tengo ningún beneficio por decir esto, es solo mi opinión personal ).
En ésta entrada me quiero centrar en la parte de decoración con papel de azúcar, por si hay personas interesadas en este tipo de decoración. 
La verdad es que es una manera bastante cómoda y llamativa para decorar una tarta, si queréis una decoración con foto es la mejor opción para usar, tanto encima de buttercream como de fondant, entre otras cosas por la alta calidad de impresión. 




Es una lamina fina y flexible, con sabor a vainilla, que viene envuelta en una bolsa hermeticamente cerrada y lleva pegada en la parte superior una lamina de acetato, que permite la perfecta colocación del papel encima de la tarta. Se tiene que mantener en la bolsa hasta la hora de emplear, para mantenerlo flexible y no se seque.
Se guarda en un sitio fresco y seco, y bajo ningún concepto no se puede meter en la nevera. 
Se aplica sobre superficies cubiertas con buttercream, fondant, nata, ganache, mermelada o mousse, y la lista no acaba aquí..., siempre la superficie tiene que ser bien alisada y estar a temperatura ambiente, para que el papel adhiera bien.
Pero vamos con la decoración; después de aplicar una primera capa de buttercream para sellar las migas reservamos la tarta en la nevera por lo menos media hora. 
Mientras tanto preparamos la manga pastelera y la llenamos de swiss meringue buttercream de frambuesa para la decoración de la tarta. La técnica que utilicé se llama "ruffle cake" y consta en hacer ondas de buttercream con la ayuda de una boquilla en forma de pétalo, en mi caso la 104 de Wilton. Hay muchos vídeos en YouTube que la explican, pero básicamente se trata de hacer movimientos en zigzag con la boquilla en el lateral de la tarta, de abajo hacía arriba, con la parte ancha del orificio de la boquilla hacía la tarta en posición de 90º a la base, presionando de forma constante para que la cantidad de buttercream saliente sea siempre la misma. 




Cuando llegamos a la parte superior dejamos de presionar y retiramos la boquilla. Volvemos a hacer los mismos movimientos otra vez a partir de la base, en franjas de 2 - 2,5 cm. hasta terminar de decorar todo el lateral de la tarta. De todas formas mirad este video por si os quedáis con dudas. Está en inglés pero es fácil de entender.




Ahora es el momento de aplicar el papel de azúcar, centrando bien la lamina en la parte superior de la tarta y pegándola poco a poco al buttercream que será ya a temperatura ambiente. Alisamos con la mano el papel sobre la tarta asegurándonos que no hayan quedado burbujas de aire debajo y quitamos la lamina de plástico que lo cubre y lo protege. Si los bordes del papel sobresalen a la superficie de la tarta, se pueden cortar con tijeras.




Cubrimos los bordes del papel decorando con buttercream (en este caso hice rosas). Elegí rematar la decoración con flores sencillas de fondant, para darle un contraste de color y darle mas alegría (si cabe) a la tarta.


Parece ser que es otra tarta con éxito, porque no ha quedado nada de sobra del cumple de la chica para el día siguiente ^_^
En todo caso, si os animais a hacer alguna tarta parecida y necesitáis alguna aclaración, no dudéis en ponerme un comentario en la entrada y os ayudaré encantada. 
Espero que os guste la entrada y os sirvan las explicaciones.  


No olvidéis que estoy en Facebook, Google+, Twitter o Bloglovin y os espero para seguirme allí para estar al día con cada una de mis entradas. También os podéis suscribir en la columna de la derecha, para recibir cada publicación en vuestro correo electronico.


Besos❤❤❤


Image and video hosting by TinyPic
Blogging tips