CREMA PASTELERA II




Muchas veces nos pasa que según que receta tenemos que hacer, nos quedamos con las claras o las yemas de los huevos sin emplear. Me ha pasado últimamente y ésta fue una de las veces que me quedé con las yemas. Una opción para emplearlas sería hacer un helado pero ésta vez he pensado hacer una versión de crema pastelera, aparte de la que ya está en el blog con huevos enteros, pues hay muchas paginas o blogs que emplean una receta parecida. Hoy comparto con vosotr@s la que yo empleo. 




Ingredientes:

5 yemas
150 gr azúcar
  60 gr maicena
500 ml leche preferiblemente entera, para darle más sabor :)
  30 gr mantequilla sin sal
ralladura de un limón mediano

Primero os quiero desvelar un truco en lo que a la ralladura de limón le concierne. Cada vez que necesito emplear el zumo de limón pienso que en muchas recetas voy a necesitar la ralladura y me acordé el truco que tenía mi madre para conservar la ralladura con el sabor intacto hasta la hora de emplearla. Pues hay que guardarla en un bote de cristal cerrado, mezclada con azúcar. En concreto, a la ralladura de un limón añadimos en el bote una cucharada sopera de azúcar, mezclamos y lo cerramos. Muy sencillo, verdad? Si llegamos a poner en el bote la ralladura de más limones, si necesitamos para cualquier receta, con una cucharada sopera (tbsp.) nos sobra para añadir en la misma la ralladura de un limón.



Volviendo a nuestra receta, éstos son los pasos a seguir:
  1. Batimos en un bol las yemas con el azúcar hasta que aumenta el volumen y empieza a blanquear con una varilla de mano.
  2. Añadimos la maicena y la incorporamos a la composición, hasta que no quedan grumos.
  3. Echamos encima la leche e incorporamos.
  4. Ponemos a fuego lento a fundir en un cazo la mantequilla y la ralladura.
  5. Volcamos en el cazo la mezcla con las yemas y removemos continuamente, en especial desde el momento en el que empieza a hervir. 
  6. Mantenemos en el fuego lento, removiendo 8 - 10 minutos mas, hasta que la crema espese.
  7. Retiramos la crema del fuego y reservamos en un bol hasta enfriar, cubierta con papel film, para que no forme costra y para poderla emplear en nuestross postres.



Desde luego que podemos hacer la crema pastelera con cualquier sabor que queramos, limón, vainilla, chocolate o naranja, según el fin que le queremos dar y el postre al que la queremos añadir. Espero que os guste ésta versión de crema pastelera tanto como la primera. Os espero a la siguiente receta, en la que por cierto, la voy a emplear... buen provecho!


No olvidéis que estoy en Facebook, Google+, Twitter o Bloglovin y os espero para seguirme allí para estar al día con cada una de mis entradas. También os podéis suscribir en la columna de la derecha, para recibir cada publicación en vuestro correo electronico.


Besos❤❤❤


Image and video hosting by TinyPic
Blogging tips