TARTA DE QUESO CON LIMÓN SIN HORNO - NO BAKE LEMON CHEESECAKE




Buenos días, feliz lunes!
Seguimos con el tiempo especifico veraniego, con muuuucho calor, lo que me hace continuar buscando recetas de postres ligeros y que no necesiten emplear esta herramienta de cocina que nos haría desmayarnos solo con encenderlo, que se llama HORNO DE COCINA.
Así he dado con esta receta de tarta de queso, que aparte de que no necesita horneado, solo lleva cinco ingredientes, yeeeeei!! Y se prepara solo en 10 minutos!!! Vamos con la receta:



Ingredientes:

Un paquete de galletas María, pero se pueden emplear las galletas que se deseen (entorno a 250 gr.)
120 gr. mantequilla sin sal
500 gr. queso de untar, tipo Philadelphia, a temperatura ambiente
400 gr. leche condensada, o un bote pequeño
El zumo y la ralladura de un limón grande

Preparación:
 
Trituramos las galletas con la ayuda de un robot de cocina, o bien las introducimos en una bolsa   resistente de plástico y las machacamos con la ayuda de un rodillo. Las echamos en unbol y reservamos. Derretimos la mantequilla a baño María o en microondas, y la mezclamos con las galletas trituradas, hasta incorporar. Resultará una masa arenosa que vamos a colocar en el fondo de un molde desmoldable, forrado con papel de horno. Aplastamos bien con una cuchara hasta que queda  una capa uniforme y reservamos en la nevera.



Por otro lado preparamos la capa de queso. Empezamos colocando en un bol el queso de untar y la leche condensada. Con un robot de cocina o con una batidora de varillas batimos la mezcla a velocidad baja, hasta homogeneizar. Es importante que le queso sea a temperatura ambiente, en caso contrario sería difícil mezclarse bien sin que queden grumos.
Cuando tenemos la mezcla homogénea añadimos la ralladura del limón y poco a poco el zumo. Subimos la velocidad a media-alta un minuto o dos hasta obtener una composición suave y esponjosa.

La echaremos encima de la base de galleta en el molde y guardamos en la nevera 5-6 horas para que la tarta coja cuerpo. Ésta tarta de queso gana sabor con el tiempo y por este motivo se puede refrigerar de por la noche hasta por la mañana.



Para decorar le he echado por encima sirope de fresas, que le potencia el sabor frutal y fresco. Otras opciones serían con chocolate blanco o con ralladura de limón, pero se puede dar rienda suelta a la imaginación y el gusto de cada uno de nosotros.



Ya esta! Otro postre ligero, sabroso y sin horno está libre para probar y disfrutar. Espero vuestras opiniones y sugerencias... Y no olvidéis, si os decidís hacer la tarta de queso al limón avisadme y mandadme   vuestras impresiones y fotos!



P.D. Me tomaré unos días libres y publicaré la siguiente entrada en el día 25 de agosto, pero no os preocupéis, nos encontraremos por las redes sociales. De todas formas, si os gustan mis postres me encontraréis en Facebook, Twitter, Google+ o Bloglovin. Os podéis suscribir en la columna de la derecha y recibiréis cada entrada gratis, por correo electrónico! 



Nos vemos pronto, con mas recetas y alguna cosilla más que estaré preparando mientras tanto!!!

Besos❤❤❤




Image and video hosting by TinyPic
Blogging tips