MINI CAKES O MINI TARTAS



Los mini cakes o mini tartas, se están convirtiendo últimamente en uno de los dulces más de moda para celebraciones, y no solo. Una tarta en miniatura es perfecta para aquellos que buscan sorprender con un detalle a sus invitados y encima, al ser mini, o sea pequeñas, se pueden hacer mas fácil de lo que se haría una tarta normal.


 

En la entrada de hoy os quiero enseñar como hacer una mini tarta y que sea un éxito total. Podemos hacer una mini tarta encontrándonos en dos situaciones:

* hemos hecho una tarta y nos ha sobrado bizcocho
* queremos hacer una mini tarta y no tenemos un molde especial

Pues no nos hace falta  si tenemos un aro de emplatar, de los que venden en la ferretería del pueblo. 

El mes pasado he hecho un curso de mini tartas, en el que se proponían varios estilos de decoración y de todos estos he elegido una recopilación en solo dos mini cakes.



 Para hacerlas he querido aprovechar unas sobras de bizcocho de chocolate por un lado, y algo de buttercream sobrante por el otro. Con el aro de emplatar he conseguido cortar 6 discos de 8 cm. de diámetro y con las sobras he hecho los cake-pops que ya están en el blog ( esto es aprovechar las sobras de las sobras, en mi casa no se tira nada jeje). Con estos discos he montado las dos mini tartas.



Si queremos hacer mini tartas y las queremos hacer porque si, hacemos simplemente el bizcocho que nos gusta en una bandeja rectangular, que luego emplearemos para hacer los discos.
Cualquier receta de buttercream para cupcakes o tartas nos sirve para rellenarlas. Glaseamos los discos de bizcocho con almíbar hecho de azúcar y agua en cantidades iguales, llevado a punto de ebullición, ya frío. Podemos cubrir el exterior de las mini tartas con una capa fina de buttercream, o bien glasear con almíbar para sellar las migas y cubrir con mazapán, como nos han enseñado en el curso.



Para cubrir una mini tarta hace falta unos 300 gr de mazapan, si tenemos dos mini tartas, con 500 gr. llega. El procedimiento, igual que si la cubriríamos con fondant, en una capa de 4-5 mm.

Por encima de la capa de mazapán extendemos con un pincel unas gotas de brandy o vodka. Sigue el fondant, en una capa igual de gruesa, por lo que vamos a necesitar una cantidad parecida a las de mazapan. He empleado de la marca Sodifer, que se comporta bien y es mas agradable de sabor que el de PME o Satin Ice.



Las decoraciones están hechas con fondant Funcake, la marca que mejor sabor tiene en mi opinión, a los niños les encanta por el sabor a chuches, que tiene. Algún detalle está hecho con chocolate plástico y las varillas de la jaula, igual que la base, con glasa real.

Como las hemos zampado nosotros, aquí tenemos el aspecto del corte... mmmm... estoy babeando acordándome de como estaba!!



Bueno, os he presentado mis tartas mini, como siempre espero que os gusten, al fin y al cabo, como una opción mas para un detalle en muchos tipos de celebraciones.

Hasta la próxima, cuando os esperaré con receta nueva!
Besos❤❤❤


Blogging tips