TARTA DE PRIMERA COMUNIÓN EN PLAN MARINERO

Y mi primera tarta de comunión!!!




Buenos días!!!
Perdonad la ausencia, pero la semana pasada, entre otras cosas, he hecho mi primera tarta de comunión, de dos pisos. Quería esperar con la entrada hasta que sepa con seguridad que a las personas que la han disfrutado les ha gustado y ahora si que la puedo subir. Si, porque Noelia, la madre del protagonista me lo ha confirmado, que la tarta ha sido uno de los puntos fuertes de la fiesta y de la comida y un éxito total en la celebración de la comunión de Yeray, su hijo.

YERAY, EL GUAPERAS Y SU TARTA



Sin más demora iremos con la receta, que lleva un bizcocho ya básico para mi, el de chocolate, con un relleno de buttercream de frambuesa, que me enamoró y una cobertura de limón y vainilla a la que le eché una pizca de colorante azúl, para que vaya a juego con el tema de la comunión en plan marinero. Más que la receta, que es un básico ya, lo que más me ha costado, y quiero recalcar, es el proceso de decoración, los detalles que han hecho que sea una bonita tarta de comunión.



Para decorarla, he confeccionado un barco de chocolate plástico, que coloqué encima de la tarta, con las velas de galleta cubierta con glasa real, igual que el salvavidas y la estrella de mar de la base. Como acabado he añadido perlitas y nonpareil azúl claro, que han quedado como gotas de agua y un conjunto al estilo Sweetapolita (digo yo).

Como ya llevo varias layer's con este bizcocho, ir aquí para la receta. El buttercream de frambuesa está hecho con:

250 gr. mantequilla a temperatura ambiente
300 gr. azúcar glass tamizado
1 cucharada tbsp. pasta de frambuesa de Home Chef



Batimos el azúcar glass con la mantequilla, a velocidad minima hasta que el azúcar se va integrando y después, a velocidad media-alta unos 5 minutos, hasta que la crema se vuelve casi blanca, con textura cremosa, parecida a la del helado. Añadimos la pasta de frambuesa y continuamos batiendo un minuto más, hasta que se integre. Para ésta tarta, que vale para dos, (un piso de 20 cm de diametro y el otro de 24) he hecho cantidad doble para que me llegue.


Emborraché cada capa de bizcocho con un almíbar con:
200 ml. agua
200 gr. azúcar
En un cazo ponemos a hervir el azúcar con el agua, dejamos hasta que se disuelve todo el azúcar y retiramos. Cuando ya está templado añadimos una cucharadita de extracto preferido, en mi caso una cucharadita de pasta de frambuesa.



Para el buttercream de vainilla y limón, manteniendo las proporciones de mantequilla y azúcar glass, en vez de pasta de frambuesa he empleado una cucharada de lemon curd, una de extracto de vainilla, una pizca de colorante azul Ice Blue de Sugarflair y otra de Royal Blue de Wilton .


Con galletas María machacadas he rodeado la tarta, con la intención de crear la sensación de arena y completar la imagen del conjunto. 


Y por cortesia de Noelia, he tenido la oportunidad de probar la tarta, que ha quedado así de apetitosa y deliciosa de sabor. Pronto tendré que hacer otra para casa, que me quedé con ganas después de probar parte de éste trocito jejeje!!!

En las próximas entradas subiré la receta de galletas de mantequilla y la de glasa real, he querido probar hacer recetas nuevas, para comparar los sabores y las consistencias... Ya os contare pronto...



Estoy muy contenta de esta tarta, que ha llevado su trabajo y que al ser la primera de dos pisos que hago, ha salido muy bien. 

Besos❤❤❤,


Blogging tips