Layer - cake BLANCANIEVES, con coco






Buenos días, buena semana y una vez más, bienvenida primavera! 

Tengo que decir que éste mes está lleno de cumpleaños en familia y como si no, yo seré la encargada de hacer las tartas... De hecho ya hemos empezado y hoy os voy a presentar la receta para la tarta que hice el fin de semana pasado. Quise hacer una tarta diferente, adaptando una receta de un pastel con coco que hacía mi madre en casa y que se llama Pastel Blancanieves, a modo tarta. 




Buscando y rebuscando he llegado a hacer un bizcocho con los siguientes ingredientes:

  1 yogur griego natural azucarado
3 huevos L 
275 gr. harina
100 gr. coco rallado
250 gr. azúcar 
125 gr. aceite girasol
1 y 1/2 cucharadita de levadura
1 pizca de sal

Nota: los ingredientes han de estar a temperatura ambiente




Precalentamos el horno a 175º. 
Cascamos los huevos en el bol y batimos con el azúcar con la bola de varillas a velocidad medio-alta durante 2 minutos, o hasta cuando dobla su volumen. Añadimos poco a poco el aceite. 




En otro cuenco mezclamos los ingredientes secos (harina, levadura, coco y sal). Cambiamos las varillas con la pala y añadimos mitad de estos a baja velocidad. Seguimos con el yogur y terminamos con la segunda mitad de los ingredientes secos.




Colocamos la masa en un molde, en mi caso con diámetro de 20 cm., engrasado con mantequilla y forrado con papel vegetal, y horneamos en la posición medio-baja del horno a 175º durante 50 minutos. Sacamos cuando al introducir un palillo sale limpio, de todas formas no abrimos el horno en los primeros 40 minutos. El tiempo puede variar de un horno a otro, con el mío éstos son los tiempos y las temperaturas con las que consigo un bizcocho que no suba mucho en el centro y que no se queme por los lados.





Sacamos del horno, dejamos a templar 5 minutos, retiramos el bizcocho del molde y lo dejamos enfriar encima de una rejilla. Envolvemos en papel film y guardamos en la nevera hasta el día siguiente cuando acabamos la tarta.




Como ya se ve en las fotos, la tarta tiene dos cremas. Una de ellas es crema pastelera, que se hace con la receta y las cantidades de aquí, la otra es una buttercream hecha con los siguientes ingredientes:




250 gr. mantequilla
250 gr. azúcar glass tamizado
2 cucharadas soperas de crema pastelera
1 cucharadita de extracto de vainilla




Agregamos todos los ingredientes en el bol de la KA y empezamos a batir, primero a velocidad mínima hasta que se incorpore el azúcar glass en la mezcla y después incrementamos la velocidad a máximo y batimos durante 5 minutos. Tenemos que obtener una composición parecida a la del helado.

He cortado el bizcocho en tres capas y he empapado cada capa a medida que se monta la tarta, con un almíbar hecho con:

100 ml. agua
100 gr. azúcar
20 ml. anís (se puede añadir el extracto que se quiera, pienso que el anís pega con el coco rallado del bizcocho).




Echamos en un cazo pequeño el agua con el azúcar, llevamos al fuego, cuando rompe a hervir retiramos y añadimos el anís. Empleamos cuando está a temperatura ambiente.

Montamos la tarta de la siguiente forma: llenamos una manga pastelera con buttercream, formamos con ella un circulo de la circunferencia del bizcocho y llenamos el hueco interior con crema pastelera. En la parte superior de la tarta cubrimos con crema pastelera y en lateral con buttercream. Para tener un acabado bonito decoramos con la manga pastelera el borde superior de la tarta, así disimulando la junta entre las dos cremas, que puede no salir perfecta. Para terminar espolvoreamos con coco rallado por encima. 




Espero que os guste, ha quedado una tarta esponjosa, suave y bastante ligera, con todo el coco que según cada persona, puede gustar más o menos y en ciertas cantidades puede ser pesado para el estomago. Pero, creo que he conseguido obtener un bizcocho nada pesado y por supuesto que ha volado en el momento.



En conclusión, ésta preciosidad ha salido adaptando la receta de un pastel que se hace en Rumanía, mi país, que lo hacía mi madre en casa, pero que tenía otro tipo de masa y se llamaba igual, pastel Blancanieves (ya la haré en su versión original en otra ocasión). Total, yo quise hacer una tarta y tarta ha salido! Y una cosa más, con esta receta participo en el concurso del blog Bocados Divinos, de Cocina Internacional. Espero impresionar bastante el jurado para ganar el libro puesto en juego, Escuela de Cocina.




Para terminar os dejo con una imagen primaveral de mi pueblo y sus alrededores, con unas instantáneas tomadas en una tarde de paseo. Lo que más me gusta de estación, aparte de las temperaturas agradables que nos calientan los cuerpos después del frío interminable del invierno que pasó, son los infinitos tonos de verde, que alegran la vista y nos hacen renacer cada año, a par con la vegetación. Y a disfrutar...


Aaaa, estoy también en la fiesta de enlaces del blog Personalización de blogs, con esta entrada!!!


Pues eso es todo para hoy, hasta la próxima, con más recetas. 



Un beso❤❤❤,




Blogging tips