BROWNIE DE GALLETAS OREO




Hasta el sábado pasado no había probado todavía los brownies, pero Elena nos los ofreció como postre en el curso de Tartas de boda. Cuando me comi el trozo de brownie no dije nada, pero estaba bailando por dentro, tan entusiasmada me quedé con el sabor, la textura y la suavidad de este postre. 




Mmmmm, que delicia por Dioooos!!! Y me he propuesto hacerlo cuaaanto antes... Si fuera yo Alma diría que algo me ha hecho tilín, tilín por dentro... Había oído, había leído opiniones, recetas en donde los ponían por las nubes, pero hasta que los probé por fin, no pude darme cuenta de lo mucho que me van a gustar... A gustar no, me he enamorado de los brownie,  los recomiendo 100% como dieta para engordar; si, hay que reconocer que pinta de verdura o yogur con bifidus no tienen. Pero bueno, como un capricho, tiene justificación hacerlos, que con moderación nos mejora el ánimo y nos aporta los beneficios cardiovasculares del chocolate con alto porcentaje de cacao.




Esta receta es de Lorraine Pascale, por como ha salido confirmo lo que se dice de que sería de las mejores recetas de brownie. He adaptado mínimamente las cantidades, pero la base es la misma, aunque ella en su libro Baking made easy, los llama cookies & cream fudge brownies, pero para que se entienda, he nombrado la receta, Brownie de galletas Oreo.
Puede ser porque tiene por dentro una textura muy jugosa, casi de masa cruda, pero tenéis que hacer esta receta para daros cuenta exactamente de qué os hablo. Como además no lleva casi harina, la costra superior que se crea es muy suave y se deshace literalmente en la boca.

Ingredientes:

165 gr de mantequilla
200 gr de chocolate negro troceado
3 huevos grandes
2 yemas
1 cucharada de esencia de vainilla
90 gr de azúcar
75 gr de azúcar moreno
30 gr de harina normal
15 gr de cacao puro en polvo
1 pizca de sal
16 galletas Oreo troceadas

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º con calor arriba abajo. En un cuenco combinamos la mantequilla y el chocolate negro. Lo calentamos en el microondas, en espacios cortos de tiempo (de 30 segundos) para que se deshaga sin quemarse. Removemos bien hasta que tengamos una crema lisa y brillante. Reservamos.
En otro cuenco (o en el bol de la batidora) echamos los huevos, las yemas, el azúcar normal y el moreno. Batimos con varillas o batidora hasta que la mezcla monte, se forme una crema blanquecina, y haya duplicado su volumen inicial.




Añadimos poco a poco a esta crema, la mezcla reservada del primer cuenco, muy despacio, mientras con una espátula mezclamos con cuidado para no perder volumen. Agregamos tamizada la harina, el cacao puro en polvo, la vainilla y la pizca de sal. Hacemos lo mismo, lo integramos muy suavemente y con movimientos envolventes.
Engrasamos un molde cuadrado de 20 cm de lado. Si queremos sacar el brownie de la bandeja una vez horneado, para presentar en otro plato, pondremos papel de hornear si el molde no es desmontable. Yo no le he puesto papel porque sabía ya que este postre no va a durar mucho.Echamos la masa y repartimos las galletas troceadas por toda ella.




Horneamos durante unos 30 minutos, el interior debe estar jugoso. Sacamos del horno y dejamos enfriar completamente en el molde antes de consumir.




Se puede consumir junto con un helado de vainilla, pero he elegido acompañarlo de un gran vaso de leche fría. Un manjar, sencillo y redondo. 








Os lo recomiendo y espero que os guste, buen provecho y hasta la próxima!


           

Besos❤❤❤



Blogging tips