SCONES CON MANZANA Y PASAS, QUE SON BOLLOS ESCOCESES, MUY, MUY RICOS!!!






Whole  kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Enero nos invita a preparar un clásico escocés, SCONES

"Los scones son unos panecillos originarios de Escocia, en un principio se hacían con avena y en la sartén, hoy en día los más comunes se hacen con harina y horneados. 

Hoy en día son pieza central en las celebraciones tradicionales del té inglesas, esto es desde el Siglo XIX cuando la Duquesa de Bedford, pidió a sus sirvientes un té con algunos panes dulces que incluían los scones. Tanto les gustó que decidió pedirlo todas las tardes, llegando a convertirse en un tradición del Afternoon Tea Time, siempre acompañados de la tradicional clotted cream con mermeladas. 

El scone es un panecillo individual que suele tener forma redondeada, aunque también se le llama así a las piezas triangulares conocidas en su origen como bannock. 

Está elaborado con harina de trigo, centeno o avena, mantequilla y levadura. Se suele servir templado y abierto por la mitad, y aparece como un ingrediente del hight tea escocés. 

Podemos encontrar muchas variantes, aunque los más comunes son dulces y sencillos, también se pueden tomar con pasas, arándanos, queso o dátiles en su interior."


Hasta aquí tuve que citar porque es la primera vez que leo sobre los SCONES, aunque por lo visto, llevan mucho parecido al procedimiento de elaboración de la masa quebrada, con pequeños toques específicos al estilo británico...

Mi primera experiencia en hacer los bollos ingleses me pareció una manera fácil de tener en casa una merienda natural, y que ademas ofrece la posibilidad de aprovechar alguna fruta pocha que tengamos en casa. Por este motivo, tomando como base la receta de la pagina Joy of Baking, he añadido  una manzana grande, un puñado de uvas pasas y algo de harina para compensar.


RECETA de la pagina Joy of Baking, adaptada para que lleve manzana, y pasas
Ingredientes:

300 g de harina de trigo 
50 g de azúcar blanquilla 
10 g de levadura 
una pizca de sal 
75 g de mantequilla en cubitos muy fría 
1 huevo batido 
1 cucharita de extracto de vainilla 
120 ml de nata - he empleado un yogur al estilo griego
1 manzana
2 cucharadas de uvas pasas



Precalentamos el horno a 190ºC.

En un cuenco he mezclado la harina, con el azúcar, la levadura y la sal. He añadido la mantequilla muy fría, cortada en cubitos pequeños, mezclando con ayuda de los dedos, hasta que parecen migas y reservamos.

Por otro lado mezclamos el huevo con la vainilla y el yogur.



Mezclamos los dos preparados hasta que estén bien integrados pero sin sobremezclar y añadimos la manzana y las pasas ( o bien frutos secos si nos apetece).



Amasamos en una superficie enharinada, estiramos haciendo un círculo de aproximadamente 1,5cm  de grosor y cortamos con un cortador redondo de unos 6 cm; tambien se puede cortar con un vaso, enharinando los bordes antes de cortar un nuevo circulo. Llevamos las piezas a la bandeja y pintamos con un poco de leche o clara de huevo antes de meter en el horno.


Horneamos con la bandeja en el medio del horno aproximadamente 20 minutos, hasta que esté dorado. 

Retiramos del horno y dejamos enfriar encima de una rejilla. 

Son excelentes si se toman recién hechos, aunque parece ser que se congelan muy bien. 



El primero me lo zampé con crême fraiche y mermelada de fresa en medio, y la misma suerte corrieron todos los demás... porque mis chicos han tomado ejemplo y entre merienda, cena y desayuno, de los scones solo quedaron las fotos.



Los recomiendo y prometo que repetiré la experiencia!!!



¡Buen provecho!

P.D. Me alegro que a través del Circulo Whole Kitchen ha llegado en mis manos la receta de Scones, enriqueciendo mi recetario con una merienda rica, sencilla y una buena opción para su Propuesta Dulce para el mes de Enero 2013...

A ver quien la va a hacer y me mandara alguna foto!!!

Besicos, Mara



Blogging tips