¡TARTA LOCAAA! (o bien, la mejor tarta del mundo)





Mi madre hacia esta tarta en casa, y no he encontrado ningún sitio en internet donde haya alguna receta para tener una referencia, y decir que se parece con la tarta tal... Es la razón por la cual le pongo el nombre que le poníamos en casa, cuando por Navidad, o por algún cumpleaños mi madre nos la hacia para comerla, y sin dejar miga alguna.

La tarta en si esta hecha por capas de merengue, parecidas a las tejas... Pero vamos por pasos...





Ingredientes para las capas:

1 clara de huevo grande, L o XL
2 cucharadas de azúcar glass
2 cucharadas de nueces molidas con la batidora de cuchillas

Se separan la clara de la yema, reservando en un vaso todas las yemas, a medida que se irán haciendo las capas.

















La clara se bate a punto de nieve, incorporando el azúcar cuando la clara ya tiene consistencia. Se sigue batiendo unos 2' y después se quita la batidora y se sigue mezclando suavemente con una cuchara o con una espátula mientras se añade poco a poco la cantidad de nueces. Este paso se puede repetir las veces que se quiera, según la cantidad de capas que queremos tener en la tarta.


















Aparte se prepara la superficie de hornear, que puede ser una bandeja redonda o la parte baja del molde desmontable para hacer bizcochos, untando la con mantequilla y forrado con un circulo de papel de horno de la misma medida. Se vierte encima la composición de merengue y se estira con una espátula uniformemente para que cubra todo la superficie del papel. La composición de una clara se puede estirar para una superficie de 24cm de diámetro, sin ningún problema.


















Se deja en el horno perviamente calentado a 150 grados centígrados arriba y abajo, por lo menos 15', hasta que la composición cambia ligeramente de color. Hay que tener cuidado que no se seque demasiado la capa, y que tampoco esté sin hacer del todo, aquí tenéis una foto con el aspecto que tiene que tener.

Con dos superficies para hornear tranquilamente se puede preparar una segunda capa mientras la primera está en el horno y hornear seguido una capa detrás de otra.

Al sacar la capa del horno se le da la vuelta sobre un mantel de silicona anti adherente, se deja unos minutos para que suelte el vapor que lleva dentro y con mucho cuidado se le quita el papel de cocina de encima, para que no se rompa (la capa, no el papel). Después de enfriarse se pueden guardar apiladas, pero separadas de un papel de horno.


















Para el relleno nos hace falta:

250gr. Mantequilla sin sal
250gr. Azúcar glass
50 gr. Cacao en polvo, sin azúcar
Las yemas de los huevos de las claras empleadas para las capas - 8 en mi caso,
Una cucharadita del extracto que mas nos gusta- vainilla, naranja...

La mantequilla a la temperatura del medio ambiente se bate con la batidora de varillas unos 5', hasta que se consigue una consistencia cremosa. Añadimos la mitad de la cantidad de azucar. Echaremos el extracto. A continuación echaremos una por una las yemas de los huevos, alternando con el azúcar a cucharadas, y al final el cacao en polvo tamizado, también a cucharadas.
















Ahora procedemos a montar la tarta. Colocamos una capa en un plato plano grande, encima echaremos una cantidad de relleno que sea justa para estirar con una espátula, a toda la superficie de la capa. Ponemos otra capa encima y otra pequeña cantidad de relleno hasta que se termina de montar la tarta.





Se puede cubrir con un ganache de chocolate. Para esto necesitamos:

200 gr. Chocolate para fundir
200 ml. Nata para montar con 35% de grasa
20 gr. Mantequilla


El chocolate se parte en trozos pequeños y se pone en un cuenco apto para microondas. Se calienta a máxima potencia, parando de 30 en 30 segundos, para que no se queme. 
La nata se calienta en una cazuela encima de la cocina, con la mantequilla, hasta el punto de ebullición, pero sin que llegue a hervir y se retira. Se agrega la nata al chocolate, mezclando continuamente con una varilla manual, hasta que se llega a una composición cremosa pero consistente. La mantequilla le da mas brillo a la composición.


















Se deja enfriar y después se puede batir con la batidora de varillas, para 


que llegue a ser mas espumosa y se pueda emplear para decorar con la 

manga pastelera. He empleado la boquilla de Wilton n.22. Y es asi como 

ha quedado...

Para repetir, una, dos, ... Y un millon de veces.




















Hemos empezado la tarta el día de Navidad y con todo el empacho de las comilonas de estos días, se ha esfumado el día siguiente ( entre tres personas)... La verdad que para mi no hay punto de comparación... 

Espero opiniones y comentarios; que os parece? Y si alguien la va hacer que me mande imágenes y las publicare en el blog.

A ver si consigo mañana postar lo que he preparado para nochevieja, mientras tanto os digo buen provecho y hasta mañana!

Y que empiece LA FIESTAAA!!!

Besos, Mara

Blogging tips