TARTA DOBOS

Hola, ¿que tal el mes de octubre?




Ya tenía ganas de que llegue el día de publicación para la propuesta dulce del Circulo Whole Kitchen de éste mes, pues la Tarta Dobos es para mi un tanto especial. 


Es un pastel que me recuerda viejos tiempos, que junto con el Savarín  hacía parte del montón de pasteles que me comía en mi infancia, cuando mi abuelo me llevaba a la pastelería y elegíamos los pasteles para llevar a casa de postre.



Según Wikipedia, la Tarta Dobos tiene origen húngaro y fue inventada por el pastelero Joszef Dobos en 1884. Era un pastel de cinco capas esponjosas rellenas de crema de chocolate y cubierta de caramelo. Se suele encontrar en pastelerías de mas capas, hasta doce, para presentaciones mas espectaculares.


Para hacer los bizcochos de la tarta empleé la receta de un libro rumano de recetas, el de Sanda Marin, que en su antigua edición lo tenía mi abuela y hace unos años me regaló mi tío. Los hice en mi bandeja de horno, forrada con papel vegetal y me salieron tres planchas. Corté en tres a cada una y me han resultado ocho laminas cubiertas de crema y una cubierta de caramelo.
Para la receta de bizcocho necesitamos:
5 huevos L con las claras y las yemas separadas
125 gr. azúcar
100 gr. harina
1 cdta. pasta de vainilla
1 pizca de sal

Precalentamos el horno a 180ºC. Batimos las yemas con el azúcar hasta que blanquee y triplique su volumen (3 minutos). Añadimos poco a poco la harina, a baja velocidad o manual, mezclando con una espátula de silicona, hasta incorporar. 
Batimos las claras con la sal a punto de nieve firme y las añadimos en tres tandas a la composición anterior,  mezclando poco a poco con movimientos envolventes, para retener la máxima cantidad de aire en la masa.
Vertemos la masa obtenida en la bandeja o en los moldes elegidos, con cuidado para tener la misma cantidad de masa en todas las tandas.
Horneamos durante 10-12 minutos en la parte central del horno. Dejamos enfriar en una rejilla y reservamos.

Hice para el pastel la crema que nos enseña Whole Kitchen en su pagina, la elegí por ser una swiss meringue buttercream de chocolate, pues últimamente es la crema delante cual caigo cada vez que la veo en alguna receta. Los ingredientes son:
250 gr. chocolate      
4 claras de huevo
220 gr. azúcar
375 gr. mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
1/4 tsp. cremor tártaro

Derretimos el chocolate en microondas, en golpes de 30 segundos, removiendo con una espátula entre golpe y golpe. Mezclamos las claras con el azúcar empleando una varilla de mano, añadimos el cremor tártaro y llevamos a baño maría hasta que se disuelve el azúcar, removiendo continuamente. Este paso puede durar unos cinco minutos. Retiramos, continuamos removiendo con la varilla, colocando el bol en un cazo con agua fría, hasta que la composición se enfría completamente. 
Montamos las claras a punto de nieve con el bombo de varillas de la amasadora, cuando el merengue está fuerte y tiene picos, cambiamos a la pala. Removemos ésta vez a baja velocidad y añadimos la mantequilla en cubitos hasta integrarla toda. En el transcurso de éste proceso puede pasar que la mezcla tenga un aspecto cortado, no os asustéis, es normal, en seguida la crema recuperará la consistencia.
Ahora será el momento de añadir el chocolate derretido y templado, poco a poco hasta integrar.


Caramelo… éste caramelo me ha conquistado, un cuarto he puesto por encima de la lamina de arriba de la tarta y los otros tres los hemos comido a cucharadas, total, ha llegado a lo que iba verdad? Bueeeeeno, los ingredientes para hacer el caramelo (en su totalidad, tanto el comido como el de la tarta) son los siguientes: 
150 gr. azúcar
45 ml. agua
120 ml. nata liquida
60 gr. mantequilla


Primero llevamos a fuego lento el azúcar con el agua en un cazo y los cocinamos a fuego medio. Cuando el azúcar estará disuelto incrementamos el fuego y lo dejamos cocer hasta que el almíbar tome un color caramelo. Añadimos la mantequilla y la nata, y removemos hasta tener una crema homogénea. Reservamos hasta enfriar. Vertemos la salsa sobre una de las laminas de bizcocho previamente cortada en triángulos y dejamos que cuaje y que forme una película de caramelo. Reservamos hasta el momento de decorar la tarta.


Montamos la tarta alternando las ocho capas restantes de bizcocho con capas de crema. La forramos y colocamos los triángulos cubiertos con caramelo. Adornamos los laterales con laminas de almendras (horneadas durante cinco minutos) y guardamos una hora en la nevera antes de cortar el primer trozo, para evitar que se hundan las planchas de bizcocho y que se nos haga la tarta un churro… Después de hacer todas las fotos para inmortalizar el momento en el que tenemos la tarta terminada por fiiiiiiin, la podemos comer y disfrutar del resultado. Ha sido posible hacerla y es una de las tartas mas deliciosas que he probado. Es verdad que es un pastel elaborado pero merece el esfuerzo y te das cuenta en el momento en el que pruebas la primera cucharada… y después la segunda, y así continuando hasta terminar el trozo…
Gracias Whole Kitchen por el reto dulce de éste mes, por darme la oportunidad de recordar el sabor de la Tarta Dobos :) Solo con esto y ya me considero premiada. A l@s que la vais a hacer estos días os digo buen provecho y hasta lunes :) :) :)



No olvidéis que estoy en Facebook, Google+, Twitter o Bloglovin y os espero para seguirme allí para estar al día con cada una de mis entradas. También os podéis suscribir en la columna de la derecha, para recibir cada publicación en vuestro correo electrónico.

Besos❤❤❤

Image and video hosting by TinyPic
Blogging tips