WHITE CHOCOLATE MUD CAKE - BIZCOCHO PERFECTO DE CHOCOLATE BLANCO




Hola a todas/os,
No es una fecha señalada para el blog y tampoco para las redes sociales en las que podréis encontrarlo; no cumplo un año todavía desde cuando publico, tan a menudo que pueda, ni me he propuesto llegar a un numero especifico de seguidores y de visitas. Aún así, cada día mas, veo que las visitas diarias que tienen mis entradas se mantienen a un cierto nivel, poco a poco los seguidores y los fans aumentan su numero, sin tener que hacer sorteos ni concursos, unicamente porque os gustan las entradas y las recetas que encontráis aquí. Por este motivo, sin ser un día especial, os quiero decir que me asombra cada vez que se suma una nueva persona a las que considero lectores habituales, tanto como seguidora, fan o por suscripción. Hoy, 12 de septiembre del 2013, como cada día que publico un post, mi primer pensamiento es para vosotr@s, y como cada día que lo pienso, hoy os digo GRACIAS.





Dije el otro día que hoy publicaré una tarta especial y es verdad, la tarta que hice con este bizcocho es muy especial, es la tarta para el decimoquinto cumpleaños de mi príncipe, es decir, mi hijo Marc.
Me pidió una tarta diferente, como resultó al final, pero sobre la decoración y el montaje os hablaré en la entrada siguiente, el lunes que viene. Entonces os desvelaré algún detalle de la celebración, pero lo mas importante para mi fue que Marc se quedara contento con su tarta.
Para no hacer una entrada muy larga he decidido centrarme hoy en la receta de bizcocho de chocolate blanco, que para mi resultó ser una grata sorpresa y se puede emplear tanto para tartas cubiertas con buttercreams, fondant, como para layer-cakes o tartas esculpidas.
El único bizcocho que le supera en sabor para mi gusto es su hermano, el bizcocho de chocolate y me encanta que se puede hacer como su hermano, en un bol, con una varilla de mano y una espátula. Pero vamos con los ingredientes. Nos hacen falta:

250 gr. mantequilla sin sal
  70 gr. aceite vegetal (de oliva suave o girasol)
320 gr. chocolate blanco
280 ml. agua
400 gr. azúcar
320 gr. harina de todo uso
190 gr. harina bizcochona o 510 gr. harina de todo uso y 8 gr. levadura (polvo de hornear)
    5 huevos M ligeramente batidos
    1 tsp. extracto o pasta de vainilla
    1 tsp. sal

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 160º C, sin ventilador o 140º C con ventilador, calor arriba y abajo.
  2. Engrasamos con mantequilla y forramos un molde con papel de horno.
  3. Colocamos la mantequilla y el agua en un bol, lo calentamos en microondas 1' y luego 30" si hace falta, hasta que se derrite la mantequilla. Añadimos el chocolate, removemos hasta que se funde y se incorpora. Añadimos el aceite y removemos hasta incorporar. Reservamos.
  4. Tamizamos las harinas en un bol grande.
  5. Añadimos el azúcar, la sal y mezclamos bien con una varilla de mano.
  6. Hacemos un hoyo en el centro.
  7. Vertemos la mezcla de chocolate, la vainilla y los huevos ligeramente batidos en la mezcla, removiendo hasta incorporar bien después de cada ingrediente.
  8. Volcamos en el molde y horneamos hasta que adquiere un color dorado oscuro. Estará hecho cuando pinchando el bizcocho con un palillo o una brocha, sale limpia. Este proceso puede tardar una hora - una hora y media, según el horno o las medidas del molde.
  9. Sacamos del horno y dejamos enfriar en el molde.
  10. Una vez frío, se saca el bizcocho del molde, se envuelve en papel film y se guarda en la nevera hasta la hora de emplear.
Os dejo con la foto del corte y el lunes continuaré con el montaje y la decoración de la tarta.




Y no olvidéis que estoy en Facebook, Google+, Twitter o Bloglovin y os espero para seguirme allí para estar al día con cada una de mis entradas. También os podéis suscribir en la columna de la derecha, para recibir cada publicación en vuestro correo electrónico. Feliz fin de semana y...




Image and video hosting by TinyPic
Blogging tips